Silvia Ribés - Traducción -

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Quiénes son mis clientes?

Trabajo para empresas o agencias de traducción que cuentan conmigo como traductora autónoma y para particulares que necesitan una traducción en un momento dado (un estudiante que necesita traducir su curriculum, un empresario que quiere traducir su página web para sus clientes extranjeros, o un panadero que quiere traducir los rótulos de su establecimiento).

¿Con qué idiomas trabajo?

Trabajo con documentos en inglés, castellano, euskera y catalán. Por motivos de profesionalidad y para que el texto final tenga una calidad óptima, traduzco siempre hacia el euskera o al castellano, y no a la inversa.

logo bueno gunea¿Puedo encargarme de proyectos en otros idiomas?

Directamente, no. No obstante, he creado el espacio Gunea con la finalidad de establecer una red sin fronteras de traductores profesionales, entre los que podría encontrarse el traductor que necesitas. Si necesitas una traducción y el idioma de la misma no se encuentra entre los idiomas con los que trabajo, no dudes en ponerte en contacto conmigo, porque tal vez podamos encontrar de igual manera y desinteresadamente al traductor adecuado. En caso de encontrarlo, el contacto será directo entre la persona que necesite la traducción y el traductor, sin que yo me lleve nada más que la satisfacción de haber podido ayudar a ambas partes.

 

¿Trabajo fines de semana y festivos?

El hecho de ser traductora autónoma me permite flexibilizar mis horarios de trabajo y trabajar algún domingo si es necesario y tu traducción es urgente. Por esa razón, si contactas conmigo con antelación, seguro que podremos llegar a un acuerdo para que tu traducción esté lista para el día en que la necesitas.

¿Qué tipos de documentos puedo traducir?

Aunque suele asociarse la traducción a libros o folletos, y a los traductores nos imagináis en casa traduciendo novelas, esa es la realidad de solo un pequeño porcentaje del gremio. La realidad es que en esta nueva era 2.0 los formatos informáticos se han adueñado también del panorama empresarial y de la actividad profesional de los traductores. En mi caso, el 90 % de mi trabajo consiste en la traducción de software y aplicaciones informáticas para móviles o sitios web. Huelga decir que en estos tres años de andadura profesional me he topado con todo tipo de documentos y de formatos, así que no dudes en preguntar si puedo hacerme cargo de tu proyecto.

translators_vs_interpreters¿Puedo traducir en, por ejemplo, reuniones de negocios?

No. Mucha gente confunde la labor de un intérprete (oral) y de un traductor (escrita). Los traductores tratamos documentos escritos que el cliente nos hace llegar, generalmente, a través del correo electrónico. Los traducimos y, posteriormente, se los devolvemos al cliente traducidos al idioma meta utilizando el mismo medio de comunicación. La labor de un intérprete, sin embargo, es oral. Los intérpretes son el nexo de comunicación en reuniones de negocios, conferencias, juicios, etc. en las que intervienen personas que no comparten el mismo idioma y que, sin la labor del intérprete, no podrían comunicarse.

¿Cuánto dinero puede costar traducir un proyecto?

Los traductores, generalmente, establecemos el presupuesto para un proyecto en base al número de palabras del texto a traducir. El precio por palabra suele oscilar entre 0,04 y 0,12 € en base al grado de especialización del texto y a la combinación de idiomas. Así, la traducción de, por ejemplo, un artículo de temática general para un blog de inglés a español resultará más barata que la traducción de un artículo sobre ingeniería aeronáutica de catalán a euskera. En cualquier caso, ponte en contacto conmigo para que te devuelva un presupuesto sin compromiso para tu proyecto en menos de 24 horas.

¿Es cierto que trabajamos en pijama?

Sí, pero con uno elegante. 🙂